jueves, 30 de julio de 2009

Honest crap I

El otro día por casualidad vi que mi amiga Maru, que curiosamente tiene mucha presencia en esta bitácora, me galardonó con el premio "Honest scrap", que premia a las mejores bitácoras. Curiosamente, Maru se fijó en este hueco de la red y, bueno, es de obligada escritura un agradecimiento como la copa de un pino. Me encantaría escribir mucho y hacer este artículo amplio y decente, pero el tiempo apremia, puesto que hoy mismo he de hacer las maletas y marcharme a Galicia por una semana. Así que hoy sólo dejaré escritos mis deberes para mi vuelta, que son éstos:

- Agradecer al blog que me lo envió.
- Decir 10 cosas honestas sobre mí.
- Poner el logo del premio en mi blog.
- Seleccionar por lo menos 7 blogs.
- Notificar a estos blogs que les dí un premio.

Lo siento mucho, Maru, pues no puedo hacer esto que te prometí hoy. La semana que viene estaré de regreso y prometo redactarlo.

miércoles, 29 de julio de 2009

Harry Potter y las almas partidas

Ésta será una intervención brevísima. Después de pensarme mil veces cómo organizar todo el desorden que la película que narra las aventuras y desventuras de ese trágicamente famoso chaval ofrece al espectador he decidido no escribir nada de lo que había decidido plasmar en mi bitácora. Solamente os diré que el señor Potter es cada vez más falso y artificial (creo que el actor está tan hasta las pelotas de hacer de Harry como nosotros de verlo); que su actuación cada vez roza más la pena y la vergüenza ajena; que los demás personajes "importantes" parecen haber retrocedido en años (parece que en vez de madurar como actores, rejuvenecen y actúan como críos de cada vez menos edad), aunque hay que romper una lanza a favor de Alan Rickman (Severus Snape), que si bien estas películas son como pinchazos en su rueda (su carrera), parece que es el único que entre la mediocridad destaca y se mantiene año a año; que el guión es cada vez más enclenque y tambaleante, por no mencionar que se repite más que los ajos; que la historia cada vez es menos interesante, y, por último aunque no por ello menos importante, que es una película que hace vibrar a los críos literalmente y eso, damos y caballeras, es algo injustificable hoy en día. Y todos sabemos a qué timpo de vibración me refiero (no es nada sexual, así que si tenéis dudas, id a verla y horrorizaos con pelíucla y público).

jueves, 23 de julio de 2009

Tetas

Hoy voy a dedicar un artículo a una amiga muy querida que sé que en el fondo de su corazoncito tiene un pequeñísimo hueco para este siervo de sus vicios. Esta mujer que hoy nos concierne es nada más y nada menos que Maru, una graaaaaaande amiga que todos queremos mucho muy a pesar de sus "gustos": piojosos cantantes norteamericanos, música marginal y horripilante, pasión por los pueblos dejados de la mano de Urbina, tendencia a poner vocecita de pito que grita "te odio" mientras persigue amigos, tendencia también a picarse y no respirar cuando se dice algo chistoso sobre ella (sin olvidar soltar un gritito y levantar la vista al cielo) y muchas más cosas que la hacen tan divertida, cerdisauria y encantadora.

Maru comiéndoselo todo.

Pero hoy voy a hablar de uno de sus estupendos puntos a favor, y no me refiero a que es tan redondita que es ideal para abrazarla y achucharla, ni a que su diversión, cerdisauriez y encanto se multiplican por diez cuando juegas con ella al "阿,七,七" ("a-chi-chi", para ella), ni a su enorme trasero que es la envidia de todas las miradas y una exquisita almohada, no. Hoy voy a dedicarle el artículo a algo más profundo, delicado, importante y especial, tanto para ella como para mí. Hablo, cómo no, de su vocina.

Y voy a empezar mi apología con una canción especialmente traída para ella que le dedico con todo mi amor (versión "El señor de los anillos"):

video

Y después de la preciosa canción, paso a hablar de lo que de verdad importa.

La verdad es que cuando ves a Maru por primera vez, hay tres cosas que te saltan a la cara. Una es que es una muchacha joven y alegre. Las otras dos son dos almoadones sobre los que apoya la cabeza. Es algo que no se puede negar y que todo el mundo decreta como obvio: Maru tiene unas tetas muy grandes y bladitas. Quizás sean blanditas por la cantidad de abrazos que recibe (unas tetas así no pueden evitar una colisión con algo de aplastamiento) o quizás no. El caso es que quien más quien menos, toda la universiad más uno ha podido rozar su pecho con sus domingas, al menos gracias a los abrazos.

Un primer plano de los senos de Maru.

El caso es que su magno esplendor obliga a todo el que la mira a los ojos a bajar la mirada hacia ellas, sin importar condición, raza, sexo, edad ni clase ni rango. Es la magia de la Justicia Divina, que ha dotado a esta bilbaína con dos buenos melones. Aunque, al fin y al cabo, puestos a tener colgantes, que sean orondos, bonitos y vistosos, ¿no? Ande o no ande, caballo grande. Y a mí me parece que ésa es una buena filosofía. Di que sí, Marujita, yo te apoyo.

Y la luz se hizo.

Y la verdad es que es una gozada poder apoyarse en esos adornos de Dios. Hay mucha gente que se niega a hacerlo. Luxord no lo hace por pudor (o eso es lo que él dice), aunque yo creo que es por vergüenza y miedo, como si por ello fuera a ganarse el castigo eterno y un bofetón o una mala cara de Maru. Amapola no lo hace porque ella es guay y va de Janet. No es una auténtica razón, pero en realidad es así. Aloxi no lo hace porque... Bueno, sólo Dios y su padre manejando borracho sabemos por qué no lo hace. Y Ave Emplumada y esa especie de urraca centroamericana no lo hacen porque les da apuro manosear los melocotones de una chica a la que ven poco. Ah, y Yuha no se las soba porque de repente le ha dado por ir de cuerdo y sensible (cuando en realidad es más puta que las gallinas).

Los bultos posando.

Pues peor para ellos y más para mí. Si no quieren aprovechar esos manjares divinos (el otro día los lamí un poco), a ""arrascar" las pierninas", que diría mi asturiana abuela. En el fondo todos miran con envidia cómo Maru y yo nos divertimos con estos juegos que parecen sexuales aunque no lo son ni mucho menos. Fertur que jugar con la fábrica de leche de Maru quita la paciencia a alguno que otro, pero no son más que malos y falsos rumores. Ella y yo nos entendemos y divertirnos, y no admitiremos ningún sabotaje. De hecho, recomendamos a todos que metan las manos en esa presa de placer y dejen sus complejos, miedos e insultos de lado.

Maru posando y ofreciéndome su panacea, su ambrosía.

Y me despido de esta apología a las dos torres con un beso enorme para cada una de esas glándulas mamarias que tanto placer han dado y darán a hombres y mujeres de todas las clases y tipos. Sólo me queda decir que su "pechamen" es una de las maravillas del mundo y que lo respeto y admiro como cualquiera de sus amigos. De hecho, es por gracia que escribo esta defensa y no por morbosidad. Felicidades por tus grandes dotes, Maru, y sigue cuidándolas como hasta ahora.





Post scriptum: Todas las fotos han sido sacadas con permiso de la terrateniente y no están pensadas para uso pronográfico por parte del autor (por si las moscas).

martes, 21 de julio de 2009

Vuelta al mundo real

Después de dos fines de semana en Laredo despidiendo a mis familiares asturianos, vuelvo con una nota corta para deciros poco más que ya ando con el ordendor de nuevo y que en nada estará el mil veces prometido artículo-sorpresa que dejará perplejos a muchos y enfadará a alguna.

Por lo demás, parece que las votaciones sobre vuestro personaje de Castlevania: Judgment preferido han elegido ya a uno: Aeon. Aunque la participación ha sido escasa, ha habido más votos que la vez anterior y espero que poco a poco vaya habiendo más.

Sólo me queda deciros que ya tenéis una nueva votación sobre los Village People, a quienes pronto veréis en otro artículo. ¡Gracias por el conciertazo del otro día, chicos!

sábado, 11 de julio de 2009

Cerdisauriadas

Hace muchos años nació en mi casa un término en el seno del trío que formamos uno de mis primos, mi hermana y un servidor. Es un término que ha sobrevivido a los años y ha conseguido adaptarse a nuestro modo de entender el idioma (segurmanete Aloxi apuntaría aquí su postilla socilectal). Quería presentároslo hoy a todos para sacar ese vocablo a la luz y dejar constancia de que existe desde hace varios años y quería hacerlo con el orgullo con que un padre presume de su hijo. Y es por eso que hoy os traigo la palabra "cerdisaurio".

La historia sobre el nacimiento de "cerdisaurio" es curiosa y absurda. Ocurrió en algún momento entre finales del siglo pasado y comienzos de éste. Surgió espontáneamente de la boca de mi primo mientras jugábamos al juego "Mario Kart 64" de la consola Nintendo 64. Nació del enfado que tenía él por mi tendencia a la victoria con el personaje llamado Yoshi. Su nacimiento fue súbito y abrupto, mas tras el momento de silencio que vivimos, nos dimos cuenta de que habíamos presenciado el alumbramiento de una palabra que nos seguiría toda la vida, como un hijo. Habíamos sido los artífices de un entorno y una circunstancia de que brotó esa nueva idea, esa nueva palabra. A pesar de que nació como un adjetivo, pronto se convirtió en sustituto de mi nombre, y no a mucho tardar también mi hermana acabó con ese nombre en su versión femenina, muy a pesar de los nombres forzados que creamos para mi primo y mi hermana mezclando palabras malsonantes y características de sus personajes preferidos.

Yoshi, feliz raíz de la palabra "cerdisaurio".

Con el tiempo, nuestra familia ha explotado diferentes posibilidades, usos y formas que derivan de "cerdisaurio". Así, "cerdisaurio" se vio movido a "cerdosaurio" y "cerdasauria", quedando finalmente esta última forma como la forma del vocativo para llamar a mi hermana relegando "cerdisauria" cuando se usa como adjetivo hacia ella u otra fémina.

También se ha explorado la añadidura del concepto "cerdisaurio" en los nombres propios. De este modo es común oír nombres como "Azucenasauria", "Cerdirina" y "Cerdivictorsaurio". La variedad de posiciones y particiones se ajusta a la comodidad y disponibilidad de cada nombre. No obstante, las posibilidades son múltiples, y en ocasiones ni siquiera se rompe el nombre, sino que se añade como si de un segundo nombre, valga la redundancia, se tratare: "Cerdisaurio Closto".

En lo que respecta a otros aspectos de la palabra, se han construido palabras derivadas de ese adjetivo que han evolucionado a otras categorías gramaticales, como el sustantivo. Debido a esto, nacieron palabras como la que encabezan este artículo ("cerdisauriada"), que viene a significar "acto llevado a cabo por un sujeto reconocido como cerdisaurio".

Y ahora que orgullosamente he reclamado nuestra autoría del término y he explicado por encima su historia y los rasgos lingüísticos más destacables, sólo me queda proponer mi definición casera y animaros a todos a que uséis este vocablo y sus derivados. Con un poco de suerte, en un par de décadas podré tener el sueño cumplido de verlo en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Aquí va mi pequeña proposición:

Cerdisaurio, ria.

(De cerdo- y saurio).

1. adj. Travieso, alegre.

2. adj. Pronto a hacer diabluras (||travesura de poca importancia).

3. adj. Divertido, agudo, chistoso, afortunado en sus comentarios y burlas.

4. adj. Que excita la alegría y el regocijo de quienes los rodean con sus actos y palabras. Carlos es muy cerdisaurio. Siempre me río mucho con él.

5. adj. Por antífrasis puede resultar denigrante. Siempre está igual. ¡Es un maldito cerdisaurio!

miércoles, 8 de julio de 2009

Un poco de todo

Con esto de las vacaciones uno no termina de descansar, y la verdad es que cada vez que me siento delante del ordenador, sólo me apetece recostarme y ver "Mentes criminales" en la pantalla del ordenador, aunque no debería sentirme tan ligero y despreocupado, pues la matrícula del año que viene es una materia que debería preocuparme, o al menos ocuparme. No obstante, aquí sigo con los agentes más molones del FBI, y entre capítulo y capítulo, me acuerdo de que os tengo que escribir. Hoy haré algo corto y rapidito recopilando cosas que se han quedado sueltas. Seré breve, traquilos. Mas pronto os prometo un artículo rompedor y disparatado que quizás os guste.

En primer lugar, un beso y un adiós a Maru, que se va esta semana a Castro, a la par que Ani, esa especie de urraca centroamericana a la que tenemos tanto cariño, es recibida por nuestra parte con muchos abrazos y cariño (viene de Asturias a pasar un par de días).

En segundo lugar, bienvenido sea Hoskar al "blog". Es un antiguo compañero mío que tiene un estupendo espacio en Blogger que todos podéis visitar. Está en el listado de seguidores. Y gracias también a todos los que os pasáis por aquí.

Continuando este cortísimo (o "cortérrimo" según Amapola Gutiérrez) listado de cosas pendientes, he de agradecer la colaboración de todos con las votaciones de la nueva encuesta. No sé quiénes habéis votado pero esta vez no he tenido que amenazar a nadie para ello. Si queréis añadir algo más a las escuetas opciones de la encuesta, tenéis todo el espacio que queráis en los comentarios para explayaros.

Por último, he de añadir que dado que hace unos días tanto Aeon como Trevor encabezaban la lista de luchadores preferidos, añadiré alguna frase suya del juego para no desmerecerlo.

Y creo que con esto termino por hoy. Pronto volveré con un artículo poco ortodoxo que espero que disfrutéis. ¡Hasta pronto!

viernes, 3 de julio de 2009

And time marches on

Cuando hace casi tres años me saqué el carné de conducir me pasó algo parecido. De repente era uno más que podían matar a ciento veinte quilómetros por hora o más. El miércoles día uno de julio tuve el examen de licenciatura que me separaba desde hacía un mes de mi querida licencia para matricularme en la mayoría de las maestrías. Ahora ya soy otro licenciado más con la necesidad de ir a recoger el resguardo de la dicha licencia para poder seguir estudiando. Mi vida cómoda, mi vida estudiantil, mi vida en resumidas cuentas, la época de toda mi dicha y mis vicios, mi infancia, mi tiempo de disfrute, empieza a bajar su telón y me deja al frente de un escenario que me vio nacer y que pronto me verá morir, y es que si veinte años no son nada, ¿qué puedo esperar de los cuarenta y los sesenta, si Dios y tu padre manejando borracho quieren que llegue, y ojalá así sea, si no son más que veinte por dos y por tres respectivamente?

Pero es mejor que no me ponga triste porque esta semana llevo un largo historial y sé que puedo crear una bola gigante de minúsuclos copos, y eso no nos gusta ni a vosotros ni a mí, así que dejaré de lado la melancolía del tiempo pasado, que dudo que alguna vez fuere mejor (aunque a veces dudo de mi propia duda y añoro), y hablaré de mi futuro, que es incierto. Desde hace unos meses tengo una enorme ilusión por algo que prefiero no mencionar para que los astros gafes no me la roben y me dejen desamparado. También ando planeando, como os he dicho antes, entrar en una maestría, quizá de comunicanción. De todos modos, aún he de asumir que nuestro examen fue algo entre un regalo y una graciosa concesión de los dioses aparte del hecho de que todavía no he empezado casi a digerir mi aprobado. Ya veis que, por otro lado, también me invade la alegría. Acaso sea por eso que estoy tan gordo últimamente.

Y ahora nos queda el verano, una tierra cuyas mañanas se te pegan en la ropa, cuyas tardes dejan entrever un infierno que se apaga dejando tras de sí miles de cadáveres por las calles y cuyas noches te atormentan cuando te quedas a solas en tu habitación. Por fin tenemos un momento en que pararnos sin sentirnos culpables y visitar a nuestros amigos, acortar nuestras vidas y ejecutar nuestros vicios con dedicación y actividad. Para mí quizás sea uno de los últimos veranos de mi vida, así que tendré que aprovecharlo para conocer a todo el que se quiera acercar a mí con buenas intenciones, para disfrutar con mis más viejos y queridos amigos, para revivir con Marujita y Amapola esas calurosas y divertidas escenas de la que es posiblemente la mejor película, "The Rocky Horror picture show", y para cerrar el capítulo de mi vida que más amaré y añoraré durante el tiempo que me resta de vida con el mejor broche con que se pueda decorar nada.

Y poco más os puedo contar. Las Moiras respetan nuestros hilos en estos inciertos tiempos en que montones de celebridades caen como si hubiere una pandemia a que somos inmunes los anónimos. Mientras tanto, yo sigo buscando juegos con que disfrutar y explotando otros como el Castlevania: Judgment (adoro ese nombre; de hecho creo que no han podido poner uno mejor) y el Super Smash Bros Brawl, que la vida son tres días y durante dos llueve.

miércoles, 1 de julio de 2009

Catarsis

La improbabilidad nos ha regalado su gracia hoy en nuestro examen de licenciatura. Vale que nos cambiaron una sencilla traducción por una pesadilla de niveles reales por culpa de una bocazas, vale que tuvimos una pequeña supervisora con libros y colorines detrás de nosotros, vale que hayamos sudado en la media hora de descanso lo que no suda un campeón olímpico en sus pruebas físicas, pero la recompensa de nuestros temores y de nuestra desconfianza nos ha permitido eludir no dos sino los tres temas que casi todos temíamos y que, por tanto, más estudiamos y casi más dominamos. Casi. Este año, después de un largo historial de la dicotomía "historia de la lengua inglesa" y "gramática inglesa", no salió ninguno de ésos ni tampoco el etéreo "variedades del inglés". Dios y tu padre manejando borracho entre otras miles de deidades venerables (gracias, Atenea) han decidido que este año seríamos agraciados con una brillante elección entre "literatura americana de minorías" y "literatura del Renacimiento" (osea, "Macbeth"). Tal fue la alegría general, y sobre todo la personal, al ver el número 3 de la bola que indicaba que tendríamos una pregunta sobre Macbeth, y tal enorme fue esa misma alegría cuando la alternativa se presentó en forma de 2, es decir, en forma de literatura americana sobre minorías, que todos sin excepción rompimos a aclamar y aplaudir la fausta y bendita suerte que nos concedió este don memorable e irrepetible. Agradezco desde aquí a todas las fuerzas supraterrenales que han permitido que podamos festejar y celebrar este hermoso momento y esta paz interior que a todos nos invade ahora mismo, a la víspera de nuestra comida, como si fuere un nuevo y español Paulo Coelho.

Y es que a pesar de todo, el oral no nos preocupa mucho ya. Lo peor ya ha pasado y es que ahora mismo sólo queremos terminar el día para irnos con nuestra nota y nuestro aprobado a casa. Las predicciones, que empezaron como funestas y han terminado en faustas, se han mantenido en su nivel de dejarnos la lagrimilla en el ojo. Hemos tenido nuestros fallos en los ejercicios hechos hasta ahora, pero nada importa ya. Somos positivos y creemos que estaremos licenciados pronto. Espero que mi amigo cumpleañoero Luis haya tenido la misma suerte.

Y, ahora, ya que veis que las noticias del examen no se han hecho esperar mucho, sólo me queda dedicar unas palabas cuyo significado conocía pero no me atrevía a pronunciar a Janire Val. Janire, va por "uté":

catarsis.

(Del gr. κάθαρσις, purga, purificación).

1. f. Entre los antiguos griegos, purificación ritual de personas o cosas afectadas de alguna impureza.

2. f. Efecto que causa la tragedia en el espectador al suscitar y purificar la compasión, el temor u horror y otras emociones.

3. f. Purificación, liberación o transformación interior suscitados por una experiencia vital profunda.

4. f. Eliminación de recuerdos que perturban la conciencia o el equilibrio nervioso.

5. f. Biol. Expulsión espontánea o provocada de sustancias nocivas al organismo.



Gracias a todos y a todo.