martes, 16 de marzo de 2010

Toda una vida... en imágenes III

Vuelve el breve repaso a la historia de esta afición que a tantos jugones nos vuelve locos. Hoy viajaremos por las consolas que marcaron la tendencia después del primer contacto con las tres dimensiones.


Después de la Nintendo 64 y la PlayStation, la veda de las tres dimensiones había quedado abierta y prácticamente cerraba el camino de la generalidad en dos dimensiones. Los juegos de lucha, e incluso algunos juegos con peleas a tiempo real, ampliaron el espacio disponible para el movimiento. Además, la adorada Dreamcast, que cayó en desgracia a causa del maltrato que sufrió, vivió sus quince minutos de gloria y ha acabado perdurando, incluso hasta hoy día, en la memoria de los jugones que poseyeron una. A pesar de que se quedó por el camino sin pena ni gloria, es toda una consola de culto.


Sony repitió éxito con la consola-secuela directa de la anterior Play Station. Con su fórmula devastadora, acogió todas las franquicias importantes no exclusivas de Sega y Nintendo que estaban en vigor en la época: Final Fantasy, Castlevania, Tales of y Silent Hill, entre otros muchos, pasaron por ella. No quedan fuera tampoco otras propias como Crash Bandicoot o Singstar, que también han marcado toda una generación. No cabe duda de que esta consola volvió a arrasar y aun hoy se puede conseguir con facilidad.


Nintendo se quedó nuevamente en un segundo puesto. Si bien Dreamcast la adelantó en algún momento, Nintendo sobrevivió al poder arrasador de PS2 y además lanzó varios títulos interesantes como los juegos de rol Baten Kaitos y Tales of Symphonia. Aunque parece una consola olvidada por el tiempo, la verdad es que mantuvo cierta decencia y un nivel decoroso en los juegos que patrocinó. Además, consiguió cierta exclusividad en la franquicia Resident Evil, aunque por otro lado perdió la amistad de Rare, que tantas alegrías hubo dado a la compañía nipona (Donkey Kong, Perfect Dark...).

En cuanto a las portátiles, Nintendo seguís siendo la dueña del mercado con un dominio prácticamente monopólico. No obstante, la Game Boy Advance fue una consola que propició la aparición de grandes títulos. Su colección de juegos fue, además, enorme, y seguramente cualquier usuario recordará grandes títulos como Golden Sun, Advace Wars o Final Fantrasy Tactics.

Bueno, chicos, esto es todo por hoy. Poco que contar pero voy pasito a pasito. Cuando terminemos con esto, veré si me pongo a profundizar en épocas o consolas o si paso a los audios o vídeos. Ya sabéis que podéis hacer peticiones.

¡Un saludo a todos!

2 comentarios:

M2Hero dijo...

Menudo pedazo de recuerdo que tengo del grandioso Golden Sun: rol portátil original y de una calidad elevadísima.

En cuanto a la generación que tratas, si dejamos de lado lo de Dreamcast, Nintendo se pegó el gran batacazo de su vida, por mucho que hubiera un puñado de grandes títulos. Me preguntó qué hubiera sido de GameCube con el apoyo de los genios de Rare.

En mi caso, me lancé a por una PS2 (ya un poco tarde, con 360 empezando en el mercado) y pude pasar ratos muy buenos además de conocer maravillas como God of War, Shadow of the Colossus o el esplendor de los PES. Seguramente lo pasé mejor que con PSOne, aunque nada comparable a mi vetusta MegaDrive.

Un saludo.

Closto dijo...

Me devoras el texto, por Dios xD. Efectivamente, Nintendo se dio un tortazo, pero yo soy un feliz poseedor de la Game Cube. En fin, cómo pasa el tiempo. Aún me acuerdo de cuando me la regalaron.

Voy a tener que esforzarme para poder darte más información en estos artículos. Bueno, tiempo al tiempo.